buscar
Hong Kong: 17:39 | London: 09:39 | Madrid: 10:39 | São Paulo: 07:39 | New York: 04:39 | Miércoles 11 de Febrero de 2015

Entendiendo los fondos de inversión

Los fondos de inversión se clasifican en diferentes categorías en función de los activos en los que invierten, siendo los monetarios, la renta fija y la renta variable los activos más tradicionales. Además, actualmente se suman nuevas clasificaciones cómo los fondos de gestión alternativa, que buscan rentabilidades positivas independientemente de las oscilaciones del mercado, los fondos de materias primas, los fondos inmobiliarios o los fondos alternativos. Otro tipo de fondos, son los fondos de capital riesgo.

Fondos monetarios:
Los fondos monetarios invierten en renta fija a corto plazo, con un vencimiento máximo de los activos que forman la cartera de 18 meses, aunque habitualmente se suelen concentrar en plazos mucho más cortos. Al ser vencimientos a muy corto plazo, son fondos con volatilidades muy bajas y rentabilidades ligadas a los tipos de interés. Los fondos monetarios pueden estar formados por pagarés de empresa a corto plazo o letras del tesoro. Estos fondos son sustitutivos de las cuentas remuneradas y son excelentes instrumentos para invertir en épocas de elevadas inflaciones o de incertidumbre bursátil.

Fondos de renta fija:
Los fondos de renta fija se subdividen en diferentes categorías: en función del emisor de renta fija pública o privada, en función de la duración de los bonos, de corto, medio o largo plazo y en función de la calidad crediticia del emisor, investment grade o high yield.
Cómo norma general, se recomienda invertir en fondos con duraciones cortas cuándo estamos en un escenario económico de subida de tipos de interés, y alargar la duración de los bonos hacia fondos a largo plazo a medida que los tipos de interés bajan. Si se percibe que el ciclo económico avanza, se puede asumir más riesgo comprando fondos de inversión de renta fija high yield o de obligaciones convertibles. Contrariamente, si el ciclo económico se contrae, invertiremos en fondos de inversión de deuda pública investment grade.
Puesto que la renta fija es un activo especialmente indicado para reducir la volatilidad, es aconsejable no invertir en fondos de renta fija en divisa extranjera puesto que al invertir en divisa se incrementa la volatilidad.

Fondos de renta variable:
La clasificación tradicional de los fondos de renta variable es en función de su zona geográfica o su sector. Sin embargo, hay otras clasificaciones: en función de su estilo de gestión, crecimiento, valor o mixto o en función del tamaño de la compañía, grande, mediana o pequeña. Cada clasificación busca diversificar la cartera de fondos. Así, por ejemplo, se puede invertir en fondos de inversión de pequeñas compañías de valor en los mercados emergentes o en fondos del sector energía de USA. La industria de fondos de inversión crece a medida que crecen las economías y la variedad de fondos de inversión de renta variable es prácticamente inagotable. Es importante remarcar que cada fondo se debe de adaptar a la política de inversión personal. Generalizando, los fondos de países desarrollados son menos arriesgados que los fondos que invierten en países emergentes. Los fondos crecimiento son más arriesgados que los fondos de valor, del mismo modo que los fondos de pequeñas compañías tienen un riesgo superior a los fondos de grandes compañías. Cuando el ciclo económico se acelere, es oportuno cambiar hacia fondos más arriesgados. Y reducir a fondos de menor riesgo a medida que el ciclo económico toque a su fin.

Fondos de activos alternativos:
Hay básicamente cuatro tipos de fondos de inversión que invierten en activos alternativos: los fondos inmobiliarios, los fondos de retorno absoluto, los fondos de capital riesgo y los fondos que invierten en materias primas. Son fondos con la particularidad de que diversifican muy bien la cartera. Un fondo de inversión que invierte en oro reduce la volatilidad de la bolsa en épocas de crisis financieras. Los fondos de retorno absoluto son especialmente adecuados en momentos de bajos tipos de interés. Los fondos inmobiliarios son de obligada inversión para aquellos ahorradores que no tienen vivienda propia. La particularidad de estos activos es que forman una parte reducida de la cartera, pero que sin embargo diversifican muy bien el conjunto de ahorro. Un buen fondo que invierte en volatilidad es especialmente recomendable cuando se espera un recorte en las bolsas. Los fondos de capital riesgo son especialmente indicados para patrimonios elevados. Se recomienda su inversión cuándo el ciclo económico alcanza su máximo esplendor. Los fondos de capital riesgo invierten en nuevos negocios o en negocios que van a la deriva y al cual remodelaran su modelo de gestión para venderlo a precios superiores.

Para poder operar en bolsa descargue la plataforma Activotrade

Compartir:
Vistas:   ◊  Comentarios: 0   ◊  Más posts de Marc Ribes Estrella, Analista, Activotrade
Nombre: *
Email: *

Comentario: * No se permite HTML